Sombrilla, ¿qué tal la estás pasando en este instante?

Sombrilla, ¿qué tal la estás pasando en este instante?

parador del mar menor

 

Si le pudiésemos preguntar a esta sombrilla que tal la está pasando en este instante seguro nos respondería algo así : “ahora mismo este es el momento pletórico del día”. Sin embargo, notaríamos también cierta sorna en la respuesta, cierto gesto o mirada de ‘mira que estúpido éste con su preguntita…’ que nos dejaría medio descolocados.

– ¿Qué pasa sombrilla? ¿Porqué te cabrea mi pregunta?

– ¿Que por que me cabrea? ¿Porqué no me vienes a hacer la misma pregunta a las 3 de la tarde cuando estoy de cara al sol con los ojos cerrados apretando como una campeona? ¡ 55º en toda la cara!…Pero claro, solo nos toman la foto cuándo ese maldito sol se pone naranja y todo el mundo dice “ahhh que precioso el sol…que precioso” ¿precioso? ¿precioso? … ja! precioso! No sabéis como aprieta ese desgraciado, no sabéis lo dífícil que es arrebatarle 2 M2 de sombra a ese maldito. Y claro, allí aparecemos en la foto con esa silueta negra contra el fondo naranja…¿que bonitas nos vemos no? cuándo en el fondo lo que queremos es desplomarnos del cansancio!

Y ahora creerás que, como tú, estoy contemplando la bella puesta de este tirano. Pues no! Yo lo veo hundirse! Desaparecer de mi vida! Vete de aquí maldito, deja de alumbrarnos tanto!…

– Ven sombrilla, te invito una caña, creo que necesitas relajarte… ¿es verano sabes?

– Venga vale, pero solo una eh! que mañana tengo que trabajar.