Carta de un comensal distraído

Carta de un comensal distraído

parador del mar menor

 


 

Buenos Días, les escribo para comentarles que la otra noche dejé sobre una de vuestras mesas mi cámara con el obturador abierto unos segundos y accidentalmente captó esta imagen del Mar Menor. 

El incidente ocurrió justo cuando probé ese magnífico rissoto que servís. Lo siento, la lágrima de placer que me brotó hizo que me distrajera. 

Bueno, al margen de toda esta historia, les mando la foto pues si bien está un poco borrosa (o movida) es fiel testigo de la vista que nos acompañó toda la noche. Aunque, más que ‘vista’ debería de decir ‘panorama 3D’ porque en todo momento sentimos que fuimos parte del paisaje.

Pues nada, hasta otra.

 

Un comensal distraído.

P.D. La carta es falsa, la foto no. (Con el debido respeto, Parador del Mar Menor)